Page 56

EE_FebMar2015

SOSTENIBILIDAD Por Anne Johnson y Catherine Goodal Innovación táctica para aumentar la recuperación de poliestireno expandido La necesidad es, sin duda, la madre de la invención, en especial ante hechos como la prohibición unilateral que la ciudad más grande de Estados Unidos ha hecho de algunos empaques. En efecto, a partir del 1º de julio de 2015 ningún establecimiento de venta de alimentos, expendio móvil de comidas, o tienda podrá utilizar, vender u ofrecer utensilios de un solo uso de poliestireno expandido (EPS) para servir comida, así como elementos de relleno seco de este material en los empaques, comúnmente conocidos como packaging peanuts. Esta es la situación que enfrentan los convertidores y los usuarios finales de estos materiales de empaque en la ciudad de Nueva York. De este hecho se desprenden dos lecciones importantes. Una es reconocer el poder que tienen las ciudades y sus concejos para expedir regulaciones de alto impacto que definen los sistemas y trastornan las cadenas de suministro. La segunda es la capacidad de las empresas para responder con innovación y abordar desafíos como estos, impuestos por el Departamento de Sanidad de Nueva York y por otras comunidades en Estados Unidos. Los empaques de poliestireno expandido se utilizan ampliamente en las ventas de comidas de Nueva York. Este mercado es grande y consume desde las bandejas de espuma que se usan diariamente en el inmenso sistema de escuelas públicas de la ciudad —con más de 1,1 millones de estudiantes—, y los más de 24.000 restaurantes que pueden utilizar o no vasos y contenedores de poliestireno en comida para llevar, hasta empresas que ofrecen servicios de empaque y utilizan el poliestireno expandido como material de estibado. La ciudad examinó primero la posibilidad de reciclarlo. Mencionando los retos de no contar con mercados finales y la contaminación con alimentos derivada de la recolección, el Departamento de Sanidad decidió que no podía reciclar el poliestireno en sus instalaciones actuales de una manera económicamente viable. Nueva York no es la única ciudad preocupada por esta situación. Aunque existen varios programas importantes para recoger y reciclar el poliestireno expandido, estos no se encuentran ampliamente implementados. En el caso de Nueva York, la industria respondió con la oferta de recolectar este material y reciclarlo, en la que se incluía un precio de mercado garantizado para todo el poliestireno expandido y rígido. La ciudad rechazó la oferta. Las autoridades mencionaron la falta de mercados de postconsumo como una consideración fundamental. De manera que la decisión de prohibir el uso es significativa y tiene grandes repercusiones para las empresas. La industria ha investigado mucho en los últimos años para tratar de entender la reciclabilidad de los empaques de alimentos de un solo uso en los sistemas de recolección y clasificación y en los mercados finales. Los resultados varían en distintos puntos del sistema de recuperación y en cuanto a materiales. La industria ha publicado los resultados de esta investigación, que pueden consultarse en el vínculo http://fpi. org/Stewardship. Para el poliestireno expandido, se ha publicado investigación adicional sobre mercados en www.fpi.org/recyclefoam, lo mismo que recursos informativos para comunidades, escuelas y otras personas y grupos interesados en el reciclaje de la espuma de poliestireno en www.homeforfoam.com/. No obstante, los retos para este material son reales. Aunque es reciclable si se recolecta, algunas instalaciones de recuperación de materiales no lo quieren porque se rompe en sus sistemas y contamina otros materiales y, además, no existen muchos mercados disponibles. Para responder a estos obstáculos al reciclaje de sus materiales, la industria de poliestireno expandido ha desarrollado un innovador programas de becas que ofrece fondos a las instalaciones de reciclaje, destinados a la instalación de equipos, como densificadores, que les permitirán manejar mejor el material y hacer más económico su procesamiento y transporte a los mercados. De igual manera, existe cierta disponibilidad de fondos destinados a la asistencia técnica para instalaciones o programas de reciclaje. Este enfoque voluntario de la industria hacia la recuperación parece ser, de alguna manera, una estrategia exclusivamente estadounidense para desarrollar infraestructura de reciclaje y recuperación. Se implementa ante la ausencia de regulaciones federales y debido, con frecuencia, a factores regulatorios orientados a los consumidores, los clientes y las municipalidades. Hemos visto algunos ejemplos destacables en el crecimiento del acceso de los consumidores al reciclaje para una variedad de materiales en los últimos cinco años, pero el mensaje que se recibe de las instalaciones de reciclaje es que la variedad y complejidad de los materiales que ingresan imponen retos a una infraestructura que demanda grandes inversiones y cambia con menor velocidad que los empaques. Inversiones de la industria como las del programa de becas para el poliestireno expandido representan uno de los pasos innovadores para respaldar las inversiones realizadas en la infraestructura de reciclaje, y buscan, a la vez, estimular la optimización de instalaciones y programas en los que el reciclaje de espuma de poliestireno tiene sentido —en especial para aquellos que decidan hacer la inversión. ❖ (*) Acerca de las autoras: Anne Johnson es Directora y Vicepresidente de Resource Recycling Systems. Es experta en la aplicación del concepto de ciclo de vida de la gestión de materiales y en la mejora de los productos y diseño de procesos. Ha servido como asesora estratégica para numerosas empresas, paneles gubernamentales, y grupos de comercio, y es ex directora de la Sustainable Packaging Coalition. Catherine Goodall (cgoodall@recycle.com) trabaja como consultora senior en Resource Recycling Systems. Su experiencia comprende las áreas de conformidad y auditoria en recuperación, sostenibilidad en diseño, etiquetado y empaque, así como análisis de tendencias y políticas de responsabilidad del productor. 54 volumen 1 edición 1 / 2015 www.elempaque.com


EE_FebMar2015
To see the actual publication please follow the link above