Page 72

EE Jun-Jul 2013

diseño Por Carolina Alzate Álvarez Prototipos, dummies o muestras de empaques Tome decisiones de diseño sobre algo tangible. La toma de decisiones en la selección del diseño de un empaque es una de las fases más afectadas por la percepción subjetiva de cada individuo del grupo de trabajo. Además, las imágenes realistas o renders sobre las que se toman las decisiones muchas veces superan a los acabados, y a la percepción real del producto ya en las manos. Por ello es importante visualizar todas las propuestas o, por lo menos, la opción seleccionada en prototipo, dummie, o muestra real de envase + gráfica; ya que tener uno sin el otro le resta impacto o veracidad a la muestra; y es importante que siempre se analice la manera en que se presentará al consumidor final en punto de venta, incluyendo tapa, envase, embalaje, etiqueta o decoración, y acabados, así sean simulados. Los prototipos hace un par de años parecían ser una muestra casi imposible de obtener por su alto costo, tiempos de entrega, y por no ser muy cercanos a los acabados reales del producto. Hoy en día podemos acceder a prototipos casi reales, que simulan perfectamente materiales, acabados, tipos de tapado, y acabados gráficos de alta precisión, que llegan a ser fieles a la muestra final de producción. Las razones para fabricar un prototipo son muchas, y todas valiosas: Selección de propuesta de diseño. Nos permite ver todas las propuestas, una versus la otra, y ver su tamaño aparente, color, ergonomía y percepción frente a las otras, y frente a la competencia. Verificación del diseño. Podemos verificar en 3D todas las aristas, superficies del empaque, tipo de sellado, estabilidad, apilamiento, empaque secundario. Y a nivel gráfico podemos evaluar zonas de etiquetado, arrugas, acabados, tintas, color, troquel, dobleces, grafados, códigos de barras, entre otros aspectos. Estudio con consumidores. Validación de los conceptos con consumidores, a través de Focus Group, Eye Tracking, entre otros métodos de análisis en los cuales los consumidores dan opiniones del producto, permitiendo así que éstos lo usen e interactúen con él. Revisión de acabados. Con los prototipos se pueden validar acabados en plegadizas, cajas, envases flexibles; se puede visualizar acabados plata, oro y tinta blanca; y sobre transparencias como doypacks, sachets, bolsas, flexibles con sustratos metalizados, etc. Análisis de dimensiones. Revisión de dimensiones en impresos gráficos y envases o embalajes 3D. En estas muestras podemos verificar ensambles, o capacidad interna para el producto. Usabilidad. Al tener la posibilidad de tener prototipos tan reales podemos estudiar su agarre, zona de apertura y cierre, contexto en punto de venta, y donde usarán el producto. Además, podemos observar varios consumidores usando el producto, y estudiar su aceptación frente al nuevo diseño. Presentación al cliente o al equipo que toma la decisión. No hay nada más potente que un buen prototipo para presentar el diseño frente al cliente, y para sustentar la estrategia planteada con el nuevo empaque, además de visualizar su viabilidad técnica y realidad, desde el diseño hasta el prototipo. Revisión con proveedores. Una vez el concepto está aprobado y ajustado, es importante hacer una reunión con el proveedor, revisar el proyecto globalmente y tener presente el prototipo como guía de trabajo para el proveedor, y evitar faltas de entendimiento por no saber interpretar una imagen 2D, por no entender bien el plano, o por no tener acceso para revisar archivos. Toma de decisiones para ajustes. En los prototipos siempre es el momento de verificar y analizar errores en el diseño, siempre es momento para ajustar y evitar errores en el proceso de fabricación que pueden tener un coste altísimo y que no tiene reversa. Ahorro en costo y tiempo. Un prototipo no se debe ver como un gasto. Siempre será la forma de validar y evitar errores y retrocesos en tiempos que tienen un alto costo, además nos permite tomar decisiones con mayor seguridad, siendo más asertivos en un proceso que involucra muchas variables, y que generan un alto margen de error. La fabricación de prototipos es una forma más cercana y segura de tomar buenas decisiones desde el proceso creativo, hasta la fabricación en serie. Son necesarios desde varias áreas de la compañía para evaluar diferentes características que ayudan a tener un proceso controlado e informado.❖ Nota acerca de la autora: Carolina Alzate es ingeniera de diseño de producto egresada de la Universidad EAFIT, Medellín, Colombia. Tiene una Maestría en Diseño de Envases de ELISAVA, en Barcelona, España. Es socia-fundadora y gerente de ImasD, Estudio de Diseño Especializado en Empaques. Hoy es docente en la Universidad EAFIT, y en la Universidad del CES en Medellín (Colombia), en el Diplomado de Ingeniería del Empaque, Proyecto de Grado de Empaques; y en el Módulo de Producto en la Especialización de Mercadeo. Ha sido conferencista y panelista para seminarios de Metodología de Diseño de Envases, Casos de Estudio y Tendencias en Envases. 70 volumen 19 edición 3 / 2013 www.elempaque.com


EE Jun-Jul 2013
To see the actual publication please follow the link above