Promocione sus productos o servicios con nosotros
Foto Bloguero

Packaginero

06 oct 2015

Ideas interesantes para diseñar envases sostenibles

 

Primera botella 100% reciclable fabricada a base de plantas, de The Coca-Cola Company.

Crédito Coca-Cola.

 

Coca-Cola anunció la primera botella 100% reciclable fabricada a base de plantas, un desarrollo que llevó años de investigación y desarrollo. Pero ¿para qué tanta inversión de tiempo, dinero y esfuerzo? Este tipo de lanzamientos responde a una realidad del mercado que está siendo cada vez más importante. La incorporación de características sostenibles en un producto es además una excelente forma de coadyuvar a la preservación del medio ambiente, y a construir un mensaje de marca diferenciador. La innovación enfocada en la ecología tiene un impacto muy significativo en el mercado y parece ser un aspecto indispensable para conquistar a los consumidores en el futuro.

En una reciente encuesta realizada por Tetra Pak, en 20 países, se destaca que 70% de los consumidores compraron productos más ecológicos aunque costaran más. Asimismo, 66% admite haber evitado comprar un producto por percibirlo negativo para el medioambiente. Por lo que una propuesta de envase ecológico no sólo puede aumentar las ventas sino que, fundamentalmente, puede evitar perderlas.

El diseño de envases más sostenibles no tiene por qué significar su pérdida de calidad estética o su mala apariencia. El envase es la mejor manera de atraer a los consumidores y, mediante la acción de prácticas de diseño con propuestas más sostenibles, es posible destacarse creativamente y diferenciarse de otras marcas.

Consejos para el diseño de envases sostenibles
Con estos principios en mente, las siguientes son algunas áreas a considerar en la aplicación de cambios en el envase:

1. Considerar materiales hechos de materia prima renovable
La producción de materiales fabricados a partir de bioplásticos hechos de maíz o de caña de azúcar es un área de rápido crecimiento. También hay desarrollos como el de papel piedra, fabricado a partir de minerales, y que además de no utilizar ni agua, ni cloro, ni árboles en su producción, puede reciclarse infinitamente.

2. Utilizar materiales reciclados
Una de las maneras más eficaces para preservar la energía que se invierte en materiales de envase de fabricación es a través del reciclaje. Mientras que muchos materiales --como papel, vidrio y PET-- pueden ser ampliamente reciclados, existe una nueva generación de envases reciclables: Los envases de pulpa moldeada (y con contenido reciclado), por ejemplo, de Ecologic. Este envase consiste en una cubierta exterior de pulpa moldeada hecha con 70% de cartón reciclado (OCC) y 30% de periódicos viejos (ONP), que se pueden reciclar hasta siete veces. En el interior contiene una bolsa de polietileno adecuada para el reciclaje.

 

Envase del detergente líquido concentrado de Seventh Generation.

Crédito de Seventh Generation.

 

 

3. Proponer un segundo uso
El segundo uso de un envase, luego de que el producto es consumido, es una buena idea para reducir la cantidad de desecho, pero la realidad es que no es una solución definitiva ya que en algún momento también va a terminar en el vertedero.

Lo interesante de la segunda vida del empaque se logra a través el uso de materiales nobles que permitan una reutilización prolongada y sostenida, por ejemplo un envase con cierre hermético, o tipo zipper, o de tela.

 

Caja/bolsa reutilizable, de PUMA.

 

PUMA obtuvo gran atención cuando lanzó su "bolsa inteligente", una atractiva caja/bolsa reutilizable, de color rojo, empleada para vender sus calzados. Como resultado del cambio, PUMA redujo su consumo de papel en 65%. El cartón se descarta y la bolsa que reutilizan los consumidores expone la marca, como un cartel publicitario ambulante.

4. Cambios en el producto
El mejor ejemplo de una categoría que ha experimentado un cambio significativo es la de productos concentrados. Existen productos que han recurrido a fórmulas concentradas para reducir la cantidad de agua que viene de fábrica en la venta minorista, para permitir tamaños de envases más pequeños.

El desafío consiste en no perder visibilidad e impacto en el punto de venta al reducir el tamaño del contenedor. Para evitar esto podemos contar con la ayuda del diseño estructural y gráfico combinado de manera efectiva.

También son interesantes los sistemas que combinan las recargas de productos concentrados con envases reutilizables.

 

Botella de plástico reutilizable, de Clean Path.

 

El producto concentrado de Clean Path ofrece una excelente lección. Esta botella de plástico reutilizable cuenta con un sistema incorporado en la base que se conecta a una vaina de recarga concentrada. Para usarlo simplemente se precisa voltear la botella boca abajo, presionar el limpiador concentrado de recarga, y añadir agua.

Estos ejemplos mencionados son sólo algunos de los elocuentes exponentes de envases más sostenibles que nos pueden servir de inspiración e ideas en nuestra labor de diseño.

 


Palabras relacionadas:
diseño de envases sostenibles, envases sostenibles con diseños impactantes,
x