Promocione sus productos o servicios con nosotros
Foto Bloguero

Euromonitor International

18 oct 2018

Botellas a partir de plantas: ¿Paño tibio o solución para la escasez de PET reciclado en Estados Unidos?

Catherine Krol.

© Reproducido de la empresa de investigación de mercados Euromonitor International, con su autorización.

Por Catherine Krol

Analista de Investigación especializada en las industrias de bebidas y tabaco para Canadá y México, para Euromonitor International. Sus principales intereses radican en las tendencias de empacado sostenible y las tendencias de los productos de bebidas alcohólicas y no alcohólicas. Actualmente, además de contribuir a la base de datos sindicada de Euromonitor, utiliza su experiencia en investigación para producir contenido sobre tendencias contemporáneas en el espacio de bebidas y tabaco en estos países.

A medida que la conveniencia gana importancia en una economía en aceleración, solo se espera que el uso del plástico continúe. Por esta razón, el crecimiento saludable del agua embotellada en Estados Unidos ha resultado en una mayor demanda de botellas de plástico. El año 2017 logró una tasa de crecimiento de 2% en términos de volumen para botellas de PET.

Una comparación entre el PET y otros tipos de empaques para bebidas expone el dominio que tiene el plástico en la industria del envase. En una última reflexión de este período para las empresas de envasado, los consumidores están reaccionando con creciente preocupación por un creciente problema de residuos. El plástico, que tarda aproximadamente 400 años en degradarse y es uno de los materiales menos reciclados, ha sido recientemente sometido a una variedad de presiones negativas. Como resultado, las empresas responden a los consumidores con mayor consciencia ambiental. Un método para hacer frente a este problema creciente ha sido la introducción de botellas fabricadas a partir de materias primas de origen biológico que son 100% de origen renovable. El segundo método es una mayor inversión en plástico reciclado.

El caso de rPET

Coca-Cola, líder mundial en sustentabilidad en la industria de bebidas, anunció en 2016 duplicar su uso de PET reciclado (rPET) a 50% para el año 2020 en Europa Occidental. Es un importante paso en la reducción de desechos plásticos el cual, en  2017, creció a más de 6.300 millones de toneladas métricas esparcidas en los vertederos y en el océano. A medida que Europa continúa avanzando en sus esfuerzos de sustentabilidad y lidera, con una tasa de reciclaje del 59%, Estados Unidos no solo se ha estancado, sino que también ha disminuido su tasa de reciclaje posterior al consumo de PET. En 2016 se estima que Estados Unidos produjo 50 millones de botellas, 30% de las cuales se reciclaron a una tasa de desaceleración histórica en los últimos años.

Ante ello podríamos preguntarnos: ¿Qué está haciendo bien Europa que los Estados Unidos no?

La respuesta es un “problema complicado”. Una de las dificultades que enfrenta Estados Unidos es que menos de la mitad de las ciudades cuenta con programas de reciclaje a través de contenedores en las aceras, pues están regulados únicamente a nivel municipal y ello resulta muy costoso para que valga la pena.

Los recolectores reciben pago por cada tonelada de plástico reciclado recogida. Sin embargo, las cantidades que recolectan han disminuido significativamente desde 2014 porque no hay oferta y, las tarifas de los vertederos son relativamente bajas. El motivo se debe a la falta de acceso de los consumidores a los contenedores de reciclaje en el país por la deficiente infraestructura local que ha demostrado ser ineficaz para manejar los cambios en la corriente de desechos del país. Para agravar este problema de suministro, el precio del plástico está fuertemente ligado a los precios del petróleo, un ingrediente principal en la producción de plástico. Su precio ha caído durante los últimos 4 años. El resultado de estos precios reprimidos es una mayor favorabilidad hacia el uso de plástico virgen. La baja calidad del plástico virgen junto con un menor suministro de rPET (y por lo tanto un mayor costo relativo para rPET) asegura que las empresas de bebidas no elegirán el plástico reciclado como su material de empaque preferido, al menos hasta que los precios del petróleo aumenten, cambiamos nuestro proceso de recolección o los consumidores ejercen más presión sobre las corporaciones para encontrar alternativas sustentables.

Una medida alternativa

Entonces, ¿Coca-Cola presentará un objetivo optimista similar en Estados Unidos con respecto al rPET? Tal vez, pero este progreso depende en gran medida de los problemas del lado de la oferta que siguen afectando a las ciudades de los Estados Unidos. Este es un problema de infraestructura que será difícil de remediar. Parece que la compañía está dirigiendo sus recursos ahora hacia su botella a base de plantas, que se fabrica utilizando desechos de caña de azúcar con el objetivo de introducir comercialmente botellas 100% a base de plantas. Esta botella se ha distribuido en América del Norte desde 2009, y actualmente representa 30% del volumen de envases de Coca-Cola en América del Norte. Pepsi correspondió poco después con su propia botella a base de plantas. Si bien esto se vio como una victoria para las principales compañías de bebidas, buscando aumentar su huella de sostenibilidad, ha habido reacciones mixtas tanto de los consumidores como de las organizaciones. Las emisiones de energía de la producción de la botella han sido puestas en duda, así como el potencial de confusión en la clasificación de residuos, con la variedad de diferentes construcciones de botellas de plantas que llegan al mercado. A medida que se debaten las implicaciones de este material de envase, es difícil determinar si estas botellas de plantas ocuparán un lugar central en el mercado estadounidense. Sin embargo, existe evidencia adecuada de que los consumidores son cada vez más conscientes del impacto de su consumo y, con una mayor inversión en la innovación de envases alternativos, los plásticos de base biológica continuarán siendo una opción sustentable en el futuro.


Palabras relacionadas:
crecimiento de la industria d eagua embotellada en Estados Unidos, aumento en la demanda de botellas PET en Estados Unidos, tasas de reciclaj de PET en Estados Unidos, retos y dificultades para el reciclaje de PET en Estados Unidos, infraestructura disponible en Estados Unidos para el reciclaje de PET, innovaciones en la fabricación de PET a partir de plantas en Estados Unidos
x